Trinidad

Donde el colonialismo hizo de las suyas

¿Sabías que las piedras que cubren el pavimento de la Ciudad Colonial de Trinidad las trajeron los españoles desde España? :-D?

Como los barcos regresaban a España cargaditos de oro, a alguna cabeza pensante se le ocurrió que, para que fueran equilibrados de paso tanto a la ida como a la vuelta, podían cargar “unas cuantas piedras”!!!


Bueno, a lo que voy, que si quieres pasear por una de las ciudades coloniales más bellas de América, éste es el lugar. De Trinidad me gusta todo pero, si tuviera que elegir algo con lo que quedarme sería su luz. Los largos atardeceres, los paseos por el centro, la música que siempre es banda sonora de mis viajes a Cuba…


Desde Trinidad se pueden hacer un montón de excursiones tanto a la playa como al monte. Playa Ancón (más para turistas) y Playa La Boca (más para cubanos y mucho más interesante a nivel humano por lo que allí se vive) están a unos 30 min en taxi. A no más de una hora tenemos la Sierra del Escambray donde podemos ir a Topes de Collantes o al Parque Natural “El Cubano” si lo que te apetece es monte. Si lo que quieres es cultura, estamos a un paso del famoso “Valle de los Ingenios” donde descubrirás cómo funcionaba un ingenio azucarero y tu mente volará hasta tiempos de la esclavitud en Manaca Iznaga, San Isidro de los destiladeros y Guachinango.




Entradas Recientes

Ver todo

LA MATINE